Punto y final a un carnaval sin bulla

Punto y final a un carnaval sin bulla
Noticias

Punto y final a un carnaval sin bulla | | Guía de Cádiz



Punto y final a un carnaval sin bulla

  • Localidad: Bahía de Cádiz – Cádiz
  • Fecha: 19/02/2018
  • Fuente: La Voz de Cádiz

Hubo un tiempo en que las fiestas de Cádiz y algunas celebraciones callejeras se medían por la afluencia de público, es decir, cuanta más gente, mejor.No importaba entonces el efecto colateral que podía generar la llegada de una marea humana a una ciudad con tantas limitaciones. Uno de los fenómenos más sonados fue el de las barbacoas del Trofeo Carranza, donde cada agosto se alentaba a batir un nuevo récord Guinness de participación. La fiesta de las brasas duró hasta que un año, el 2005, la situación se fue de las manos con 250.000 personas participando de un desmadre nocturno consentido. A partir de entonces las barbacoas entraron en declive.La Demarcación de Costas puso el grito en el cielo por el estado en el que amanecía la playa y fue el Ayuntamiento, entonces en manos del PP, el que tuvo que poner coto a una tradición familiar que degeneró en un macrobotellón. En 2016 fue el último año de las barbacoas y en el verano de 2017 fueron sustituidas por la celebración en el Paseo Marítimo de una batalla de coplas de Carnaval. Todo un éxito.

Aún quedan ganas de fiesta con el Carnaval Chiquito del próximo domingo

Algo parecido está ocurriendo con la celebración del Carnaval en la calle. Los hosteleros coinciden en señalar que este año ha venido público, pero reconocen que no se ha visto la avalancha de otras ediciones. Basta recordar que el primer fin de semana de Carnaval del año 2009 se concentraron en la ciudad unas 400.000 personas. La crisis económica redujo la afluencia durante los años siguientes hasta que en 2014 se registró otra ocupación masiva con 300.000 personas en el primer fin de semana de Carnaval. A falta de que el Ayuntamiento aporte ahora los datos oficiales de esta edición se puede advertir que ha sido una fiesta tranquila y sin bulla. El público ha llenado las calles de la ciudad sin grandes aglomeraciones. Uno de los mejores ejemplos de esta percepción que tienen los empresarios de bares y restaurantes de la capital se pudo confirmar ayer durante la celebración del carrusel de coros del segundo fin de semana de Carnaval.

Los puntos de mayor concentración de público se encontraban en la plaza del Palillero y en sus aledaños, donde el coro de Luis Rivero, ‘Vive, Sueña, Canta’, primer premio de Concurso, provocó las mayores ovaciones. También, el coro de Julio Pardo, ‘Don Taratachín’, repartió un vibrante repertorio de tangos por los rincones de la plaza Mina.

¿Dónde se aparca?

El Carnaval de 2018 ya se guarda en el álbum del recuerdo, aunque el próximo domingo 25 seguirán las coplas en las calles con el Carnaval Chiquito. Ahora es tiempo de hacer balance y repasar los fallos. La gestión del tráfico vuelve a estar en el punto de mira. La capital superó hace dos años un grave problema de accesibilidad con la inauguración en septiembre de 2016 del segundo puente. La apertura de esta infraestructura ha permitido más fluidez a la circulación, pero ha generado un problema añadido que sigue sin solución. Se trata de los aparcamientos. En Cádiz entran ahora más coches, pero resulta más difícil encontrar aparcamiento. Esta situación se multiplica cada vez que se celebra una fiesta en la calle y, desde luego, el Carnaval no ha sido una excepción. En este sentido la improvisación y las rectificaciones de ultima hora sobre los autobuses lanzadera pueden estar detrás de una menor afluencia de público. La intención de habilitar un servicio especial de autobuses desde La Cabezuela al centro de la ciudad, con el fin de que los coches particulares se dejaran aparcados en el polígono, fue bien recibida, sin embargo el proyecto de autobuses lanzadera se quedó en el tintero porque había lagunas jurídicas a la hora de su implantación.

La hostelería muestra su satisfacción con el nivel de ocupación y con el destierro del botellón

El buen tiempo ha acompañado y la ocupación hotelera real en el primer fin de semana de carnaval fue de 86,36%, ligeramente superior a la que hubo en los mismos días del año pasado, 85,04, según los datos de la patronal hotelera Horeca, mientras que la previsión para este último era del 84%. La patronal tiene una «buena percepción» de cómo se ha desarrollado el Carnaval de Cádiz 2018. Los empresarios insisten en que la afición al Carnaval ha superado en esta edición al botellón.

Por último, el barrio de Loreto, realizó ayer un homenaje a Víctor Caballero Espinosa, guardia civil asesinado en Teruel el pasado diciembre junto a otros dos compañeros. Su familia es del barrio y Víctor creció en Loreto. Durante el homenaje se entregaron los premios tarjeta vede Fairplay a los valores humanos en el Carnaval. Este premio reconoce los valores humanos entre los más jóvenes, impulsado por Enrique Caballero, hermano de Víctor (Tote).

¿Tienes dónde alojarte? Aquí tienes dónde dormir

Aún quedan ganas de fiesta con el Carnaval Chiquito del próximo domingo

Algo parecido está ocurriendo con la celebración del Carnaval en la calle. Los hosteleros coinciden en señalar que este año ha venido público, pero reconocen que no se ha visto la avalancha de otras ediciones. Basta recordar que el primer fin de semana de Carnaval del año 2009 se concentraron en la ciudad unas 400.000 personas. La crisis económica redujo la afluencia durante los años siguientes hasta que en 2014 se registró otra ocupación masiva con 300.000 personas en el primer fin de semana de Carnaval. A falta de que el Ayuntamiento aporte ahora los datos oficiales de esta edición se puede advertir que ha sido una fiesta tranquila y sin bulla. El público ha llenado las calles de la ciudad sin grandes aglomeraciones. Uno de los mejores ejemplos de esta percepción que tienen los empresarios de bares y restaurantes de la capital se pudo confirmar ayer durante la celebración del carrusel de coros del segundo fin de semana de Carnaval.

Los puntos de mayor concentración de público se encontraban en la plaza del Palillero y en sus aledaños, donde el coro de Luis Rivero, ‘Vive, Sueña, Canta’, primer premio de Concurso, provocó las mayores ovaciones. También, el coro de Julio Pardo, ‘Don Taratachín’, repartió un vibrante repertorio de tangos por los rincones de la plaza Mina.

¿Dónde se aparca?

El Carnaval de 2018 ya se guarda en el álbum del recuerdo, aunque el próximo domingo 25 seguirán las coplas en las calles con el Carnaval Chiquito. Ahora es tiempo de hacer balance y repasar los fallos. La gestión del tráfico vuelve a estar en el punto de mira. La capital superó hace dos años un grave problema de accesibilidad con la inauguración en septiembre de 2016 del segundo puente. La apertura de esta infraestructura ha permitido más fluidez a la circulación, pero ha generado un problema añadido que sigue sin solución. Se trata de los aparcamientos. En Cádiz entran ahora más coches, pero resulta más difícil encontrar aparcamiento. Esta situación se multiplica cada vez que se celebra una fiesta en la calle y, desde luego, el Carnaval no ha sido una excepción. En este sentido la improvisación y las rectificaciones de ultima hora sobre los autobuses lanzadera pueden estar detrás de una menor afluencia de público. La intención de habilitar un servicio especial de autobuses desde La Cabezuela al centro de la ciudad, con el fin de que los coches particulares se dejaran aparcados en el polígono, fue bien recibida, sin embargo el proyecto de autobuses lanzadera se quedó en el tintero porque había lagunas jurídicas a la hora de su implantación.

La hostelería muestra su satisfacción con el nivel de ocupación y con el destierro del botellón

El buen tiempo ha acompañado y la ocupación hotelera real en el primer fin de semana de carnaval fue de 86,36%, ligeramente superior a la que hubo en los mismos días del año pasado, 85,04, según los datos de la patronal hotelera Horeca, mientras que la previsión para este último era del 84%. La patronal tiene una «buena percepción» de cómo se ha desarrollado el Carnaval de Cádiz 2018. Los empresarios insisten en que la afición al Carnaval ha superado en esta edición al botellón.

Por último, el barrio de Loreto, realizó ayer un homenaje a Víctor Caballero Espinosa, guardia civil asesinado en Teruel el pasado diciembre junto a otros dos compañeros. Su familia es del barrio y Víctor creció en Loreto. Durante el homenaje se entregaron los premios tarjeta vede Fairplay a los valores humanos en el Carnaval. Este premio reconoce los valores humanos entre los más jóvenes, impulsado por Enrique Caballero, hermano de Víctor (Tote).’ }); }); //]]>